asociacion-kurere-fundacion-caja-rural-asturias

Kurere firma un acuerdo con la Fundación Española de Corazón

Cuando uno atraviesa por una enfermedad grave, la actitud cuenta, y  mucho. Cuando uno está librando su propia batalla contra la adversidad porque la salud flaquea, poder refugiarse en las palabras de aliento de aquellos que la superaron ayuda, y mucho. Y son las palabras, precisamente, la esencia de Kurere.

La asociación “Kurere, palabras que curan” ha creado un espacio para dar visibilidad a testimonios optimistas y de superación con el objetivo de ayudar a quienes están conviviendo con una enfermedad o discapacidad. Kurere es una inyección de energía y esperanza para quienes se sienten desanimados y pesimistas frente a su realidad.

José Enrique González, Juan Osoro y Fernando Comas son los ideólogos y fundadores de esta plataforma social en la que se cuidan al máximo los testimonios, cuyo único objetivo debe ser el de alentar a pacientes y familiares. Ni la publicidad ni los intereses médicos o farmacéuticos tienen cabida en Kurere.

Tras tres años de trabajo, 2017 ha sido el año en el que Kurere se ha materializado y también el año en el que ha firmado su último acuerdo de colaboración con la Fundación Española de Corazón. A través de este acuerdo, se pretende conseguir un mayor número de testimonios de pacientes con cardiopatías para poder difundirlos y ayudar a personas que están pasando por situaciones similares.

Las palabras pueden convertirse en el arma más poderosa para luchar en positivo contra la adversidad de una enfermedad. En la Fundación Caja Rural de Asturias hemos querido sumarnos a este optimista y maravilloso proyecto, apoyándolo desde su nacimiento y dando visibilidad a estas palabras que son oro para tantas y tantas personas.